LULLABY





Hush child, dormí tranquilo que estoy llegando.
Que el mundo está roto pero en una noche nosotros lo salvamos.
Te llevo aliento del mar, espuma de arena, alimentos del caribe y la revancha.
Te llevo besos suspendidos, música de palmeras y fotos de volcanes.
Te llevo el océano en la palma de la mano y el futuro deseado.
Hush child, que llego en la mitad de la noche que me desviste.
Hush child, que me sumerjo en el mar arrugado de tus sábanas y ahi me quedo
para decirte Hush child, que ya llegué.


Mar tinerfeño

3 comentarios :

Busanana dijo...

Qué suerte que sales pronto de estas islas... Bonitas sí, pero islas... Nunca me había sentido tan aISLAda...

el winco verval dijo...

Puede que te estemos esperando, gracias por los obsequios pero sabemos que vas a las sábanas de otro.

BARI dijo...

Winco:
No te pongas celosa que si fuera a la República de allá y me invitás a tu cama, voy!

Busanana: El único remedio contra el (a-isla-miento) es tomar mucho helado de pistacho. Creeme.

Sofía Ferrero Cárrega

Barí en tu email