STOP

En esta historia ella muere.
Ahora que sabemos su destino queremos leer su vida como una secuencia que hace evidente que ella estaba de paso por este mundo porque era demasido. Era demasiado para este mundo.
Queremos que ella sea una criatura efímera, especial, hermosa que vino a modificar la vida de las personas que estaban cerca.
Queremos hacer su paso trascendente, maravilloso, ejemplar.
Y queremos ver en su muerte, un sentido.
Y su muerte lo tiene.
Ella muere para castigarlo.
Porque quiere y porque puede.
Ella muere por él.
Para que no encuentre consuelo ni esperanza.
Para devolverle los favores y pagar las deudas.
Ella muere como la forma más completa y perfecta de limpiarse librarse.
Ella muere porque quiere y porque puede.
Se apoya en el respaldar de la cama vestida, ella vestida y detiene su corazón.
Le ordena, como perro amaestrado, STOP.

4 comentarios :

Vic dijo...

En las mejores historias que he visto o leido, ella siempre muere.

Beso Sofi!

el winco verbal dijo...

Cuanto me alegra poder leerla, cada vez su pluma escribe la sensibilidad urbana de manera reflejada en los términos más delicados.
Abrazo.

Barí dijo...

Gracias generosa Winco, sus halagos me elevan.

Vic, es cierto. Pero la muerte no siempre es física.

Anónimo dijo...

este si es lindo mujer...
P

Sofía Ferrero Cárrega

Barí en tu email