TU NOMBRE SOBRE EL MIO: CAPITULO III


ÉL EN TUS SUEÑOS


La música aparece de a poco, cuando me doy cuenta de que suena la canción que bailaría hasta perder el conocimiento, así que eso hago.
Estoy sola y no parece importarme. Me siento bien, sin la necesidad de ver si alguien me mira o si gusto. Bailo y no me importa nada más que la letra de la canción y el vaso que me riega.
Cierro los ojos y sigo viendo y giro con la bola de espejos como única compañía, cada vez más párpados adentro, cada vez más liviana.
Mi cintura es serpentina con ritmo propio y llama, porque está en llamas, pura piel pura.
Se nubla la luz y dos manos lentas se adhieren a su ritmo. Imperceptible ritmo imponen y me llevan.
Cuatro manos sobre cuatro paredes contienen lo incontenible y vos, como creo que sos, como te sueño, como espero, sos.
Noche azabache que da vuelta y nosotros sin vernos y tan claro se ve todo. Noche que nos traga. Noche que alimentamos.
La temperatura de mi espalda contrasta con la pared fría hasta que ya no. Pared enrojecida, vergüenza en llamas.
El techo se abre, desborda y somos grandes.
Somos labio, trago, pierna, pies, imán.
Pies en llamas. Pies mojados. Agua que sube lenta.
Cuerpos rojos, infierno en la piel.
A lo lejos una pequeña luz blanca desentona con la noche. Se agranda.
Atrás todo arde. Vergüenza roja arde; infierno que rojo y que arde. Paredes, manos, arden.
Camino hacia la luz que se agranda y no miro atrás.
Para poder irme no debo mirar atrás.
Vos no pudiste.
Estatua de sal.

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Esta historia calienta el verano cordobes. Hay sospechas en el aire de quienes son los personajes, ojalá que haya más pistas en las próximas entregas. Ay, me encantan las historias de amor.

Adela.
La que se fue con otro.

Zerba (N) dijo...

pero que lindo que es leerte y sentirte, tan cerca. me gustas mucho nena. por acá un quilombo de novela así que ni pienses en volver, aunque me gustaría poder darte un abrazo ahora. te mando un beso enorme y te sigo, te lo prometo. suerte buena.

Pablo Ramos dijo...

será un fantasma en el lente?
será la paja en el ojo del dios obturador?
será una cara que ya nadie recuetrda?
ins-tan-tan-eas
siga disparando!

Barí dijo...

Adela: Qué bueno que la historia caliente algo! Y más que trascienda las estaciones porque en arg no es otoño??

Zerba: qué honor que me lea y le guste. Y me debe ese abrazo.

Pablo: seguiré disparando sobre la computadora por ahora. espero tener un objetivo más real pronto.

Sofía Ferrero Cárrega

Barí en tu email