Si los zapatos que disfrazan los pies realmente hablan de quien los elige,
el zapato habla y el pie se rie.
Se nos rie en los pieses.

1 comentarios :

elena dijo...

los pies se rien porque tiene otros lugares por recorrer.

Sofía Ferrero Cárrega

Barí en tu email