VIDRIO





Se levanta perturbada. Limpia las ventanas.
Esmero en cada movimiento. Lo mejor de si en cada movimiento.
Movimientos circulares circulan formando circunvalaciones, circunvoluciones.
La ventana del living. El desafio.
Ventana pared, divide interior / exterior.
Hoy no duerme. Hoy el sol no espera.
Cada vez más sucia, la ventana.
Diarios, papeles, trapos, ropa.
Aparece el sol que descubre imperfecciones.
Veta tras veta el sol denuncia huellas.
Seca vetas secas. El sol que denuncia las marcas las huellas que deja lo peor de ella.
Intentos violentos de la mano que no llega.
Presiona sobre el vidrio el peso de su mano que ya es cuerpo que intenta intenta y ya no limpia sino raya.
La mano purificadora que todo lo raya, raya.
Y el vidrio resiste a sus pesadas huellas.
Lucha de la mano cuerpo y del vidrio espeso.
Vidrio que espera, la espera a ella a que esté toda toda sobre él. Cuando la tiene ahi, entre adentro y afuera, reposada en sus huellas, el vidrio que cede y la deja.
La estrella.

3 comentarios :

el winco verbal dijo...

A mi me parecio una linda metáfora en la descripción poética de que puede ser la neurosis. LO digo por mi experiencia.
Fuiste a xiches? no podes dejar de ir.

Gaby Lusseck dijo...

Esta vez, la luz entró por un vitreaux. Hermoso texto.
un beso,

Gaby.

PD: Me gustaba más la ola de Hokusai encabezando el sitio...

Gaby Lusseck dijo...

Esta vez, la luz entró por un vitreaux. Hermoso texto.
un beso,

Gaby.

PD: Me gustaba más la ola de Hokusai encabezando el sitio...

Sofía Ferrero Cárrega

Barí en tu email