EL ECLIPSE


Discover The Mars Volta!



Él le dice
me importas hace mucho tiempo y me inspirás hace mucho más.
Ella se enoja impotente.
¿Y ahora me lo decis?
Todos los años se le tiran encima, la taclean. Se le presentan como una carcajada amarga que le escupen en la cara.
Se da cuenta de que todas las cosas que eligió no fueron gratuitas y acá están las pruebas.
Esas pocas palabras son suficientes para amargarle la concepción que tenía de si misma y de la vida que estaba teniendo.
El único hombre que ahora se da cuenta de haber querido no le demostró nada porque estaba con alguien, ella estaba con alguien,
ni siquiera me importaba pero estaba, estaba.
y asi se pasó la vida y los años se le tiran encima y ahora se siente vieja, está vieja, inutil, usada por sus propias elecciones.
¿Pero vos también me querias?
Lo mismo te pregunto yo a vos. ¿Vos también?
También también también.
¿Pero, y? Te paraste en la luz de lo vivido. Sos un eclipse que maldigo. No hay luz cuando miro atrás, nada brilla. Es tiempo perdido, malgastado, tiempo en que podríamos haber estado juntos porque podiamos.
Años, una vida perdida por malentendidos, desencuentros y cobardias.
Eclipse que maldigo.
Ella quiere caminar para atrás. Quiere caminar para atrás.
Quiero caminar para atrás.

2 comentarios :

sebastian camargo dijo...

relato que expulsa los demonios que solo deben vivir para siempre ahi, en un relato.
acuso recibo de placer literario que se gasta parejo al leerte.
besos

Anónimo dijo...

Como me gustaría ser ese maldito!!
Como puedo serlo?
Por lo menos, intentarlo...

No tiene perdón, no te dejes vencer, no maldigas nunca más tus elecciones...

Si pudiera ser ese maldito, pagaría por él... sin chistar.

Beso grande

Sofía Ferrero Cárrega

Barí en tu email